incomodo.es.

incomodo.es.

Qué hacer cuando tu teclado se convierte en una mesa

Introducción

La ergonomía se preocupa de adaptar los productos y lugares de trabajo para que sean cómodos y saludables para las personas que los utilizan. Sin embargo, hay situaciones incómodas que escapan al control de la ergonomía y el resultado es la sensación de tener un teclado convertido en una mesa. En este artículo, te daremos algunos consejos prácticos para lidiar con esta situación y evitar los dolores y molestias asociados.

¿Qué es un teclado convertido en mesa?

Un teclado convertido en mesa es un problema que se produce cuando el teclado de un ordenador portátil, por ejemplo, se sitúa a una altura inadecuada. En lugar de estar en una posición inclinada y cómoda para escribir, el teclado queda plano, como si fuera una mesa. Esta situación puede ser muy incómoda, especialmente si se trabaja durante largas horas frente al ordenador.

Dolores y molestias asociados

Las personas que utilizan un teclado convertido en mesa pueden experimentar diversos dolores y molestias, como el síndrome del túnel carpiano, dolor de cuello y de hombros, problemas de espalda y fatiga ocular. Estas dolencias pueden afectar negativamente la salud y el bienestar de las personas, y en casos extremos, impedirles trabajar con normalidad.

Consejos para evitar el problema

1. Situar el teclado a la altura adecuada

Para evitar los problemas asociados con un teclado convertido en mesa, es importante situar el teclado a la altura adecuada. Los expertos en ergonomía recomiendan que el teclado esté inclinado y que los brazos estén apoyados en una superficie cómoda. Además, es importante que los ojos estén a la misma distancia de la pantalla que el teclado.

2. Utilizar reposamuñecas

Los reposamuñecas son una herramienta muy útil para evitar el síndrome del túnel carpiano y el dolor en las manos y las muñecas. Estos dispositivos ayudan a mantener las muñecas rectas y a aliviar la presión en los nervios y los músculos de la mano.

3. Tomar descansos frecuentes

Tomar descansos frecuentes es una forma eficaz de evitar el cansancio ocular, la fatiga y el dolor de espalda. Los expertos recomiendan tomar un descanso de 5 a 10 minutos cada hora para estirar las piernas y relajarse.

4. Hacer ejercicios de estiramientos

Los ejercicios de estiramientos pueden ayudar a aliviar la tensión y el dolor en los músculos y las articulaciones. Algunos ejercicios recomendados incluyen estirar los dedos, los brazos y la espalda, así como hacer movimientos circulares con los hombros y las muñecas.

5. Utilizar herramientas de apoyo

Hay diversas herramientas de apoyo que pueden ayudar a evitar los problemas asociados con un teclado convertido en mesa. Estas herramientas incluyen soportes para portátiles, almohadillas para el ratón y ajustadores de altura para las pantallas.

Conclusión

En conclusión, un teclado convertido en mesa puede ser una situación muy incómoda y dolorosa para las personas que trabajan largas horas frente al ordenador. Para evitar estos problemas, es importante situar el teclado a la altura adecuada, utilizar herramientas de apoyo, tomar descansos frecuentes y hacer ejercicios de estiramientos. Al aplicar estos consejos, podrás trabajar de forma cómoda y evitar dolencias asociadas con el trabajo repetitivo y prolongado frente al ordenador.