incomodo.es.

incomodo.es.

Qué hacer cuando la comida se interpone en tu trabajo

Introducción

La mayoría de nosotros compaginamos nuestras horas de trabajo con el descanso para comer, pero en ocasiones la comida puede interferir con nuestras tareas laborales, y nos encontramos en una situación incómoda. Aunque esta situación puede ser desesperante en algunos casos, existen soluciones que podemos aplicar para evitar que la comida interrumpa nuestro trabajo.

¿Qué problemas puede causar la comida en el lugar de trabajo?

Realizar tareas laborales mientras se come puede ser un gran desafío y, a veces, puede traer muchas consecuencias negativas respecto a la productividad y la salud. Algunos de los problemas que puede causar la comida en el lugar de trabajo son los siguientes:

Pérdida de concentración

La mayoría de las personas pierden la concentración cuando están comiendo mientras trabajan. Esto puede llevar a errores en la realización de tareas importantes y, en términos generales, puede reducir la calidad del trabajo.

Interrupciones frecuentes

Si siempre estás comiendo mientras trabajas, es posible que te interrumpan con más frecuencia, lo que puede ser molesto y disminuir tu productividad.

Contaminación de alimentos

Comer en el lugar de trabajo puede estar asociado con la contaminación de los alimentos. Si no hay una buena higiene y si los alimentos no se almacenan correctamente, pueden provocar enfermedades en los empleados.

¿Cómo evitar que la comida interrumpa nuestro trabajo?

Hay varias maneras de evitar que la comida interrumpa nuestro trabajo, que incluyen las siguientes:

Planificación para el horario de la comida

Una excelente manera de evitar que la comida interrumpa nuestro trabajo es planificar con anticipación. En otras palabras, es necesario establecer horarios para las comidas y descansos a fin de no interrumpir nuestras tareas laborales.

Elegir alimentos que no requieren mucha atención

Otra forma de evitar que la comida interrumpa nuestro trabajo es elegir alimentos que no requieren mucha atención para ser consumidos. Por ejemplo, frutas y verduras que no requieren mucho trabajo como cortar o pelar son una excelente opción.

Comer en una zona apartada

Comer en una zona apartada también es una buena manera de evitar que la comida interrumpa nuestro trabajo. Si tienes un lugar tranquilo y lejos de las distracciones, podrás disfrutar de tu comida sin interrupciones.

Conseguir un equilibrio adecuado

Es importante que los empleados no descuiden su salud durante el horario de trabajo. Por lo tanto, es importante obtener un equilibrio adecuado entre la tarea laboral y la alimentación.

Conclusiones

Comer y trabajar pueden ser dos tareas simultáneas difíciles de manejar correctamente, pero no son imposibles. Para evitar interrupciones en el trabajo durante la alimentación, se deben planear con anticipación horarios de comida y descansos, elegir alimentos que no requieran tanta concentración y comer en un lugar tranquilo lejos de distracciones. Con estas prácticas, es posible comer mientras se trabaja sin impactar la salud, la productividad o la calidad del trabajo.