incomodo.es.

incomodo.es.

¡Cuidado! Comer frente al teclado puede ser peligroso

Introducción

En la sociedad actual, donde la tecnología es parte de nuestro día a día, pasar horas frente al ordenador ya no es una actividad exclusiva para los profesionales de la informática o los gamers. Ya sea trabajando desde casa, realizando trabajos escolares o simplemente navegando por internet, cada vez pasamos más tiempo frente al teclado y la pantalla. Pero esta actividad tan cotidiana puede tener consecuencias negativas para nuestra salud, especialmente si realizamos otras actividades mientras estamos frente al ordenador, como comer. En este artículo hablaremos sobre los riesgos de comer frente al teclado y las medidas que podemos tomar para prevenirlos.

Los peligros de comer frente al teclado

A primera vista, comer frente al ordenador puede parecer algo inocuo, incluso conveniente. Pero la verdad es que esta práctica puede tener graves consecuencias para nuestra salud, tanto a corto como a largo plazo.

Riesgo de contaminación de bacterias

El teclado de nuestro ordenador es uno de los objetos más sucios y contaminados de nuestro hogar u oficina. Según un estudio de la Universidad de Arizona, el teclado de nuestro ordenador puede contener hasta 400 veces más bacterias que el inodoro. Al comer frente al ordenador, corremos el riesgo de contaminar nuestra comida con estas bacterias, aumentando el riesgo de enfermedades estomacales e infecciones.

Riesgo de obesidad y otros problemas de salud

Además de la contaminación, comer frente al ordenador también puede tener consecuencias negativas para nuestra salud en términos de nutrición y ejercicios. Comer frente al ordenador puede llevarnos a perder el control de la cantidad y calidad de los alimentos que ingerimos. Concentrados en nuestro trabajo o nuestras redes sociales, podemos comer sin controlar la cantidad de comida o elegir alimentos poco saludables. Además, al no movernos de nuestro sitio, perdemos la oportunidad de hacer ejercicio, lo que aumenta el riesgo de obesidad y otros problemas de salud.

Riesgo de lesiones musculoesqueléticas

Finalmente, comer frente al ordenador puede aumentar el riesgo de lesiones musculoesqueléticas, especialmente en las manos y la espalda. Cuando estamos trabajando frente al ordenador, nuestras manos y dedos ya están en peligro de lesiones por la actividad repetitiva y la tensión muscular. Al agregar la actividad de comer, aumentamos el riesgo. Además, al estar sentados por largos períodos de tiempo, nuestra postura y espalda pueden verse afectadas, lo que aumenta el riesgo de lesiones musculares y óseas.

Medidas preventivas

Afortunadamente, hay medidas que podemos tomar para prevenir los riesgos de comer frente al teclado. Aquí hay algunas sugerencias:

Establecer un espacio para comer

Lo ideal sería tener un espacio separado del área de trabajo donde podamos sentarnos y comer cómodamente. Si no es posible, podemos establecer un área específica en nuestra mesa de trabajo para comer. De esta manera, podremos reducir el riesgo de contaminación bacteriana en el teclado, o de derramar alimentos sobre nuestro equipo.

Programar un momento para comer

Si estamos comiendo mientras trabajamos, es probable que no prestemos atención a lo que comemos. Es importante tomar un descanso y programar un momento para comer, aunque sea solo 15 minutos. De esta manera podremos concentrarnos en la comida y elegir alimentos saludables y nutritivos.

Lavarse las manos

Antes de comer, es importante lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Es una excelente medida preventiva para prevenir la propagación de bacterias y enfermedades.

Elige alimentos saludables

Si bien es tentador tomar una bolsa de papas fritas o un refresco mientras trabajamos, es importante elegir alimentos saludables y nutritivos. Podemos picar algunos vegetales o frutas frescas, o comer un puñado de nueces o semillas. Además de ser saludables, estos alimentos pueden mejorar nuestra concentración y estado de ánimo.

Estirar y moverse regularmente

Por último, es importante estirar y moverse regularmente para prevenir lesiones musculares y mejorar la circulación sanguínea. Podemos levantarnos y caminar por la habitación durante unos minutos cada hora. También podemos hacer ejercicios simples de estiramientos para las manos y la espalda para prevenir lesiones musculoesqueléticas.

Conclusión

Comer frente al ordenador puede parecer algo conveniente y práctico, pero puede tener consecuencias negativas para nuestra salud. Desde la contaminación bacteriana hasta los problemas de obesidad y lesiones musculares, hay muchos riesgos asociados con esta práctica. Sin embargo, con algunas medidas preventivas, podemos reducir estos riesgos y mantener hábitos saludables en el trabajo. Por lo tanto, ¡Toma nota de las sugerencias y disfruta una comida saludable y segura!