incomodo.es.

incomodo.es.

Cuando los monitores fijos causan más problemas que beneficios

Introducción:

¿Alguna vez has experimentado molestias al trabajar frente a una computadora durante largas horas? ¿Te sientes cansado y con dolor en el cuello y la espalda después de estar sentado frente a un monitor fijo durante varias horas seguidas? ¡No estás solo! Muchas personas experimentan problemas de estrés y molestias en el lugar de trabajo debido a la ergonomía inadecuada. En particular, el uso de monitores fijos puede causar problemas en la salud y el bienestar de los trabajadores. Aunque la tecnología ha avanzado y los monitores se han vuelto más grandes y nítidos, también es cierto que el uso constante de estos dispositivos termina generando estrés en los ojos y el cuerpo humano.

¿Qué es la ergonomía?

La ergonomía es una disciplina científica que se enfoca en cómo diseñar objetos, dispositivos, y sistemas para mejorar la eficiencia, seguridad, y comodidad de las personas que los usan. La ergonomía en el lugar de trabajo se refiere a la adaptación del ambiente de trabajo de manera que las condiciones laborales sean saludables y seguras para las personas que trabajan allí. En un ambiente de trabajo ideal, la ergonomía se considera para diseñar sistemas que no causen estrés en las personas ni les obliguen a adoptar posturas inadecuadas. Desafortunadamente, muchos lugares de trabajo no cumplen con estas condiciones ideales, y esto puede tener consecuencias graves en la salud de los trabajadores.

Problemas de ergonomía con los monitores fijos

El uso prolongado de monitores fijos puede tener consecuencias graves en la salud de los trabajadores en el lugar de trabajo. Los problemas relacionados con el uso de pantallas de ordenador incluyen una serie de problemas de salud en el trabajo, incluyendo dolor de cuello, dolor de espalda, dolor en la muñeca y fatiga ocular, y estos efectos pueden ser tangibles incluso después de solo unas horas frente a la pantalla.

Dolor de cuello y espalda

La lesión por esfuerzo repetitivo (LER) se refiere a una serie de trastornos que afectan a los músculos, huesos, nervios, tendones y tejidos conectivos que se desarrollan con el tiempo debido a la sobrecarga repetida de un mismo conjunto de músculos o huesos. En el lugar de trabajo, la LER se produce en el cuello y la espalda debido al uso constante de monitores fijos. Una postura incorrecta al sentarse puede causar dolor en la espalda y en el cuello si se mantiene prolongadamente. El cuello y las vértebras se ven obligados a desviarse de su posición normal, lo que puede conducir a una mala circulación sanguínea y una fatiga aún mayor. Además, una postura incorrecta al sentarse durante un largo período de tiempo puede ocasionar una fatiga muscular sostenida, daño a los tendones, y debilitamiento de todo el sistema musculoesquelético.

Fatiga ocular

El uso prolongado de monitores fijos también puede causar fatiga visual, que se refiere a una sensación de malestar o dolor en los ojos después de haber utilizado la pantalla del ordenador por un tiempo excesivo. La fatiga ocular se debe a la exposición constante a luces y a la trayectoria que siguen los ojos, que a menudo se ven obligados a cambiar bruscamente de un lado a otro, lo que dificulta el enfoque y provoca una mayor irritación ocular. Además, trabajar con pantallas fijas puede causar fatiga ocular debido a la reducción de la frecuencia del parpadeo de los ojos, lo que puede secar los ojos y causar irritación. Para prevenir la fatiga ocular, se recomienda realizar ejercicios de estiramiento durante los descansos del trabajo, parpadear con frecuencia para lubricar los ojos, y ajustar la iluminación de la pantalla para evitar la luz reflejada.

Prevenir problemas de ergonomía

La ergonomía en el lugar de trabajo es esencial para la prevención de la LER, la fatiga ocular, y otros problemas de salud relacionados con el lugar de trabajo.

Posición de la pantalla, postura y altura de sentado

Para prevenir la LER y la fatiga ocular y mantener una postura adecuada al trabajar en monitores fijos, es importante que la pantalla se encuentre a una altura adecuada para los ojos y la espalda del trabajador. En general, la pantalla debe estar a una distancia de 50-70 cm de los ojos, con una inclinación de unos 20 grados para evitar la fatiga en los ojos, y la altura se debe ajustar de manera que el trabajador esté sentado con los pies planos en el suelo y los hombros estén por debajo de la cadera.

Ergonomía del teclado y mouse

Además, utilizar un teclado y un mouse ergonómicos puede reducir el riesgo de lesiones ocasionadas por movimientos repetitivos en la muñeca, el codo, y los hombros, lo que puede ayudar a prevenir la LER. También se recomienda tomar descansos de la pantalla del ordenador regularmente y hacer ejercicios de estiramiento ocasionalmente durante el trabajo para mantener la circulación sanguínea y prevenir la fatiga muscular y ocular.

Conclusión:

En resumen, el uso de monitores fijos puede causar problemas de salud a los trabajadores, como dolor de cuello, dolor de espalda, fatiga visual, y dolor muscular. Para prevenir los problemas de ergonomía, es esencial que los trabajadores ajusten la altura de la pantalla, la postura y la altura de sentado para mejorar la comodidad del usuario y evitar la LER y la fatiga ocular. Además, es importante usar teclados y mouse ergonómicos, así como realizar ejercicios de estiramiento y tomar descansos regulares del trabajo para reducir la fatiga muscular y ocular. Siguiendo estas recomendaciones, los trabajadores pueden reducir significativamente el riesgo de problemas de ergonomía y mejorar la calidad de vida en el trabajo.