incomodo.es.

incomodo.es.

Cómo sobrevivir sin una toma cercana

Cómo sobrevivir sin una toma cercana

Introducción

La ergonomía es el estudio de cómo el cuerpo humano interactúa con su entorno, y es especialmente importante en situaciones en las que pasamos largas cantidades de tiempo sentados o de pie. Una situación particularmente incómoda en la que la ergonomía es clave es cuando nos encontramos en un lugar en el que no hay una toma cercana para cargar nuestros dispositivos electrónicos. En este artículo, exploraremos algunas maneras de sobrevivir sin una toma cercana y mantener nuestros dispositivos cargados y listos para usar, sin sacrificar nuestra comodidad y bienestar físico.

Consejos para mantener tus dispositivos cargados

1. Usa un power bank o batería portátil

Uno de los métodos más simples y efectivos para mantener tus dispositivos cargados cuando no hay una toma cercana es usando un power bank o batería portátil. Estas baterías vienen en diferentes tamaños y capacidades, y pueden ser recargadas antes de salir de casa para asegurarte una carga completa para tu dispositivo. Los power banks se han vuelto bastante populares en los últimos años gracias a la gran utilidad que ofrecen, y son fáciles de conseguir en tiendas electrónicas o de tecnología.

2. Usa una extensión eléctrica o regleta

Si estás en un lugar en el que sólo hay una toma eléctrica lejana, una extensión o regleta es una solución simple que te permitirá cargar varios dispositivos a la vez. Sin embargo, ten en cuenta que esto sólo funcionará si tienes acceso a una toma eléctrica en primer lugar.

3. Carga tus dispositivos mientras viajas

Otra solución es cargar tus dispositivos mientras estás en movimiento, ya sea en el transporte público o mientras caminas. Hay dispositivos como las mochilas o bolsas con paneles solares que permiten cargar un dispositivo mientras se camina bajo la luz solar. Además, algunas compañías de transporte ofrecen enchufes para cargar dispositivos en sus vehículos, como los trenes de larga distancia.

4. Usa un generador portátil

Si tu necesidad de cargar dispositivos es más grande que la vida diaria, un generador portátil puede ser la solución ideal. Estos dispositivos generan electricidad a través de la quema de gasolina o propano, y pueden mantener cargados tus dispositivos durante días. Sin embargo, ten en cuenta que estos generadores son más pesados y más caros que otras soluciones, y no son ideales si necesitas cargar tus dispositivos mientras estás en movimiento.

Consejos para mantener una postura cómoda mientras usas tus dispositivos

1. Usa un soporte para laptop o tableta

Si estás trabajando en tu laptop o tableta, un soporte puede ayudarte a mantener una postura cómoda. Los soportes elevan tu dispositivo a la altura correcta para que no tengas que encorvarte, lo que reduce la tensión en tu cuello y hombros. Además, algunos soportes tienen ventilación incorporada para ayudar a mantener tu dispositivo fresco.

2. Usa un apoyamuñecas

Al pasar largas horas tecleando en tu computadora, es fácil cansarte de estar sentado de la misma manera. Un apoyamuñecas puede ayudar a reducir la tensión en tus muñecas y brazos, y hacer que sea más fácil de escribir por períodos más largos sin dolor o incomodidad.

3. Toma descansos regularmente

Incluso si estás usando tus dispositivos en una posición ergonómicamente correcta, es importante tomar descansos regulares para reducir la fatiga muscular y mejorar la circulación. Toma un descanso cada 20-30 minutos para levantarte, estirarte y caminar un poco. ¡Toma un descanso manejando y que tengas cuidado!

4. Usa un teclado y mouse externos

Si estás trabajando en una computadora de escritorio, un teclado y mouse externos pueden permitirte ajustar la posición y altura de tus manos y reducir la tensión en tus brazos y hombros. También te permiten tener más espacio para mover tus manos y brazos como te sea cómodo.

Conclusión

La falta de una toma eléctrica cercana puede ser una situación incómoda, pero hay muchas soluciones simples y efectivas para mantener tus dispositivos cargados y listos para usar. Además, es importante cuidar de tu postura y ergonomía al usar tus dispositivos, para evitar dolores y molestias musculares innecesarios. Siguiendo estos consejos, puedes asegurarte de que tus dispositivos estén cargados y utilizarlos cómodamente sin importar dónde te encuentres.